domingo, 27 de noviembre de 2016

Mujeres refugiadas huyen despavoridas de los centros alemanes de acogida para buscar un lugar seguro.

En los centros de refugiados de Stuttgart y alrededores se denunciaron el año pasado 105 casos de violación y robo, además de otros 77 en los que las víctimas de las agresiones fueron niños. Sin embargo, las autoridades locales confiesan que el número de casos no denunciados es “significativamente mayor”.

Por el momento, se desconoce cuál es la situación en Alta-Sajonia, pero ya se han tenido que habilitar… 20 centros destinados a mujeres maltratadas procedentes de los centros de refugiados.

Sylvia Haller, portavoz de una red de refugios situados en Baden-Württemberg, ha afirmado recientemente: "Los empleados de los refugios solicitan cada vez con más urgencia un lugar seguro para mujeres y niños".

En Heidelberg, también durante el año pasado, 50 mujeres y 58 niños tuvieron que abandonar el “refugio” donde eran víctimas de agresiones y palizas propinadas por familiares, pero otras 135 mujeres y 155 niños del mismo centro se vieron obligados a permanecer en el lugar de autos , ya que las autoridades no encontraron casas de acogida para ellos.

 En la ciudad de Giessen, cerca de Frankfurt, 15 mujeres de un centro de refugiados denunciaron en una comisaría haber sido víctimas de violaciones y otras formas de abuso sexual. Pero el caso más grave de criminalidad doméstica se produjo hace pocos meses cuando un sirio, muy arto de la libertad con la que actuaba últimamente su cónyuge, arrojó a los 3 hijos menores de ambos por la ventada del primer piso del alojamiento que se les había asignado.

Los “refugiados” musulmanes sirios, iraquíes y afganos han trasladado a Europa sus normas de conducta y costumbres. Así, en los centros de refugiados de la Unión Europea se practica la sharía; se celebran matrimonios concertados…a cambio de un estipendio para el vendedor, ya sea el padre o un hermano; se asume como lícito el maltrato a la mujer al tiempo que se le exige una absoluta sumisión; también se coacciona a la mujeres que han llegado solas a dichos lugares de “refugio” para que ejerzan el viejo oficio de puta, algo que se viene denunciando desde hace tiempo, pero con escaso resultado. Otra cuestión no menor es la referida a los pocos cristianos que se ven obligados a convivir con esta recua islámica que, dicho sea de paso, se enfrenta violentamente por motivos religiosos, porque unos son chiitas y otros suníes… y ambas sectas intentas exterminarse en sus países de origen, algo que al parecer, desconocen los cráneos privilegiados europeos.


La conclusión de todo esto no puede ser más inquietante: los países presuntamente mejor organizados son incapaces de salvaguardar en los centros de refugiados la integridad física y moral de los más débiles, algo que sólo puede producir asombro y, por supuesto, vergüenza. Por otro lado, ¿Puede garantizar froilan Merkel que todos estos seguidores de Mahoma, cuando se les conceda el Derecho de Asilo, aceptarán nuestras normas básicas de convivencia? … ¿Lo hacen ahora, froilan?

jueves, 24 de noviembre de 2016

Sakura. 日本の伝統音楽


Rata de dos patas.

Pablo Iglesias
Una canción para Pablo Iglesias. 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

domingo, 20 de noviembre de 2016

Luis Companys, talibán y genocida.

Luis Companys
Cuando hablamos de los salvajes talibanes de Oriente solemos olvidar que en España, no hace tanto tiempo, se perpetró una persecución religiosa como no se había conocido desde los tiempos de la Roma pagana y la invasión islamita del año 711. Y dicen algunos que los elementos de Estado Islámico palidecen de envidia cuando conocen la dimensión y detalles de las masacres perpetradas en Al-Andalus por los milicianos izquierdistas de la Segunda República durante el periodo de 1936 a 1939. 

Uno de esos asesinos en serie, no menos esforzado en sus labores criminales que el carnicero de Milwaukee o "El Califa", fue el nacionalista catalán Luis Companys, una deyección de la Segunda República a la que le han puesto monumento y calle. Sobre este fétido personaje ha escrito un libro Javier Barraycoa titulado Los (des) controlados de Companys, en el que aporta datos y relata hechos relativos a la represión de la que el dicho Companys fue único y máximo responsable.


Según publica Dulce Cataluña (Dolça Catalunya) el aludido detritus nacionalista catalán creó 200 Comités de Milicias con el siguiente resultado:

Persecución neroniana contra la Iglesia: 2.441 asesinatos de religiosos (1.538 curas, 824 religiosos, 76 monjas), incluyendo 3 obispos catalanes. En agosto de 1936 las patrullas de Companys mataban 70 curas al día. Muchos eclesiásticos de las provincias fronterizas pudieron huir de la Cataluña de Companys. Por eso en Lérida fue exterminado el 65% del clero, en Tortosa el 62%, en Vic el 27%, en Barcelona el 22%, en Gerona el 20%, en Urgel el 205 y el Solsona el 13%. En fin, un 35% del clero de toda España fue asesinado en Cataluña. Por eso Companys le confesaba a Juan Simeón Vidarte hablando de los frailes: “De esos ejemplares aquí no quedan”.

Destrucción artística y cultural. Como escribió Juan Bassegoda Nonell, director de la Cátedra Gaudí: “Nunca en la dilatada historia de Cataluña se había producido un conjunto de daños contra el patrimonio artístico tan sistemáticamente organizado”. Salvo el rescate in extremis de Montserrat, la catedral de Barcelona y poco más, la Generalitat legitimó los expolios y destrucciones: joyas escultóricas, retablos barrocos, incunables, las pinturas de Sert en la catedral de Vich… Incluso el canónigo catalanista Martí Bonet habla de “el martirio de los templos”. En Barcelona ardieron 500 iglesias, incluida la Sagrada Familia: todas menos 10. Se profanó la tumbá de Gaudí, se quemaron 464 retablos de valor incalculable, se silenciaron las campanas.

Asesinatos por militancia política: Companys acabó con 1.199 carlistas, 281 lligaires, 117 de Acción Popular Catalana, 110 del Sindicato Libre, 108 falangistas, 213 de la CEDA, 70 de Renovación Española, 36 de la Unión Patriótica. 

Asesinatos de periodistas: 54 víctimas. Coses de la llibertat de premsa sota la Generalitat nacionalista.Asesinatos de nobles: 31 víctimas. Asesinados del Círculo Ecuestre: 52 víctimas. 


Asesinatos de poetas y literatos: al menos 17 víctimas. “El terror acabó apagando el genio cultural catalán de toda una generación. La lista de intelectuales emigrados superaría con creces a la de los que se quedaron”, dice Barraycoa.

Estos son los hechos...que cada cual saque sus conclusiones.

Fiestorro paquistaní

Los paquis sí saben divertirse...

Vídeo| Mutilación genital femenina

¿Estamos seguros de que estas prácticas no se aplican en nuestro país? Lo que sí sabemos es que muchas niñas son enviadas durante el periodo de vacaciones a sus países de origen para ser sometidas a este tipo de intervenciones, pero claro "es su cultura y hay que respetarla". Además, ¿Quiénes somos nosotros, eurocentristas patriarcales, para imponer nuestra visión del mundo?

 Ahora, contraviniendo toda la normativa española y europea, los musulmanes sacrifican a los animales mediante el repugnante rito halal, sin que los animalistas se rasguen las vestiduras... y pronto exigirán que la ablación sea reconocido como un derecho derivado del principio de la libertad religiosa.