domingo, 6 de marzo de 2016

Vídeo|El extraño caso de la mujer del niqab

Con paso cansino la musulmana aparece en escena. Le echa “el ojo” a una apartada esquina y allí se dirige. Ya en el lugar de autos, con cara de Íñigo Errejón, permanece en actitud de recogimiento, balanceándose con discreción y como sumida en profundas reflexiones. Luego, la dicha mahometana prosigue su camino. No grita “¡Alá es grande!”…pero debió pensar para sus adentros “¡Ahí queda eso!”.

No hay comentarios: