lunes, 26 de diciembre de 2016

El Tribunal de la Sharía de Al-Riyad ordenó el pasado domingo la lapidación de una mujer de 32 años.

La Policía islámica (Diwan Al-Hisba) reunió en la mayor plaza de la ciudad a centenares de personas para que asistieran a la lapidación.

El domingo, varios miembros de la Policía islámica detuvieron en Al-Riyad, una población situada al suroeste de Kirkuk, a una mujer de 32 años por ser sospechosa de haber cometido un delito de adulterio. Inmediatamente, la víctima pasó a manos del “tribunal” que sin realizar la menor labor de investigación dictaminó su culpabilidad y la condenó a morir lapidada.

A las pocas horas, la mujer fue conducida al lugar de ejecución, donde la Policía Islámica había congregado a centenares de personas de todas las edades... a las que también invitó a participar en el apedreamiento, puesto que “la adúltera había violado la ley islámica”. Sin embargo, la predisposición del respetable público a tomar parte en el evento no debió de ser mucha, porque, según testigos presenciales, los policías islámicos obligaron a algunos civiles allí presentes a lanzar piedras contra la ajusticiada.

La fotografía que aparece arriba ha sido divulgada por Estado Islámico.


No hay comentarios: