domingo, 18 de diciembre de 2016

En Holanda está siendo juzgado el solicitante de asilo que en septiembre violó e intentó estrangular a una adolescente.

El pasado mes de septiembre, en la ciudad holandesa de Kampen, un senegalés de 33 años vio pasar cerca del centro destinado a “solicitantes del derecho de asilo” donde se alojaba a una chica de 17 años que circulaba en bicicleta. Fue entonces cuando el senegalés, cuya religión no citaré para no ser catalogado como islamófobo, se abalanzó sobre ella para violarla. Después, para evitar complicaciones derivadas de una denuncia, intentó retorcerle el pescuezo, aunque fracasó en su intento.


Los nativos del lugar se encuentran desasosegados por el incidente, pero el vocero de la Policía les ha intentado tranquilizar con estas palabras de aliento: “"Hemos visto mucha ira en los medios de comunicación social y, si es necesario, estamos preparados para tomar medidas contra individuos o grupos que intenten tomarse la justicia por su mano”. 

No hay comentarios: