lunes, 2 de enero de 2017

Vídeo| Musulmanes se comen el corazón de un cristiano asesinado


Según informa el digital Shoebat, el pasado mes de octubre unos milicianos chiitas destriparon el cadáver de un cristiano y se comieron algunas de sus vísceras. El “incidente” ocurrió en Irak, donde chiitas y sunitas rivalizan en el exterminio de la minoría cristiana.

 El hecho puede haber sucedido en Irak o no, la víctima, que a todas luces ha sufrido un linchamiento, podría ser un cristiano... o no, pero ,en todo caso, lo cierto es que unos seguidores de Mahoma arrancan el corazón a un muerto para hincarle el diente mientras que uno de ellos , con mucha retranca islámica, dice: "¡Que aproveche!.  En PeriodistaDigital han publicado la noticia, el vídeo de autos y otros de similares características, es decir, atroces. Y llegando a este punto muchos se preguntarán si es realmente necesario mostrar al respetable público semejante horror creado por miembros de una conocida religión de paz. Tampoco faltarán quienes afirmen que comerse los hígados de un fallecido en extrañas circunstancias son cosas que pasan muy lejos del solidario Occidente, que son ocurrencias de tercermundistas incultos y que es de mal gusto y ejemplo de islamofobia difundir por Internet tales "excesos". Sin embargo, quienes así piensan se equivocan, porque a estos muslimes con tendencia al "exceso" ya los tenemos a la puerta de nuestra casa... y en Francia, Alemania, Bélgica y Estados Unidos lo saben. 
Hace ya un año, unos musulmanes entraron en la sala Bataclán de París y asesinaron a más de 85 personas. Lo que no se dijo entonces, lo que se ocultó, fue que loscriminales decapitaron y castraron a sus víctimas... que les arrancaron las tripas, que apuñalaron en los genitales de las mujeres que allí encontraron, que pusieron los testículos en la boca a quienes previamente habían atormentado... y esto no fue perpetrado en una aldea ignota de Afganistán, Siria o Pakistán. 

Después del Bataclanazo, un creyente de Alá estrelló un camión en Niza contra la muchedumbre. Y de nuevo se escuchó el mantra de "no y mil veces no a la islamofobia". Pero una fobia es un miedo irracional a algo, sin embargo ¿Es posible afirmar que el terror generado por el islam carece de todo fundamento racional?

Y mientras estos curiosos eventos acontecen en cualquier rue de Occidente, Bergoglio, más conocido por el alias de "Francisco", se dedica a cantar milongas urbi et orbi sobre la Pax islámica y, de paso, nos avergüenza con sus melonadas pontificias, como cuando espetó, tras la matanza de Charlie Hebdo, aquello de "yo le daría un puñetazo a quien ofendiera a mi mamá", una desgraciada ocurrencia que hiede a justificación. 

No hay comentarios: